Noticias

Campeador Viura 2022, nueva añada

Bodegas Martínez Lacuesta presenta la añada 2022 de Campeador Viura.

07 Jul 2024 |

Hoy os presentamos la Añada 2022 de Campeador Viura 2022, el primer vino blanco que se elaboró con la marca Campeador que, como bien sabéis, se creó en 1916 para elaborar los primeros cavas riojanos. Se trata de una edición limitada al estilo de los grandes vinos blancos históricos de Rioja. Un vino que puede considerarse de guarda por lo que podéis conservarlo en vuestra bodegas particulares durante unos años o que podéis consumir de manera inmediata gracias a su armonía, intensidad y sutileza.

Campeador Viura 2022 procede de un viñedo viejo de Viura. La vendimia se lleva a cabo de forma manual en cajas y la selección sigue el mismo camino al entrar en bodega. En ese momento, la elaboración se bifurca. Una parte se encuba y trata como mosto limpio, mientras que la otra se mantiene con sus hollejos al estilo de un vino tinto tradicional de Rioja.

La fermentación tiene lugar en tinas de madera y la crianza en tinos de roble francés. Como veis, hemos querido recuperar de los anales de la enología riojana una elaboración muy a la antigua usanza, iniciando el proceso con los hollejos y culminándolo con una moderada crianza en barrica.

En nariz tiene sensaciones de Viuras más oxidativas, como si fuera de una añada más antigua.
Es la boca la que nos recuerda que estamos hablando de un vino joven por sus recuerdos cítricos y a fruta de hueso.


Screenshot

𝗖𝗔𝗧𝗔 𝗖𝗢𝗡 𝗕𝗢𝗗𝗘𝗚𝗔𝗦 𝗠𝗔𝗥𝗧𝗜́𝗡𝗘𝗭 𝗟𝗔𝗖𝗨𝗘𝗦𝗧𝗔

Javier Bañales:⁣
⁣“Campeador Viura es un vino que nace con alma de clásico. Procede de una Viura plantada hace unos 60 años, en la zona de Haro y Anguciana. Su primera particularidad es que se vendimió en dos veces. El primer día se vendimió una parte y se encubó el mosto limpio, sin pieles, ni pepitas. Al siguiente día se vendimió la otra parte y se incorporó con pieles.

La Viura, al igual que el Albillo y sobre todo cuando son jóvenes, no son variedades muy expresivas ni muy opulentas, ni aromáticas ni potentes. Me parece una variedad resiliente y eso me encanta de ella. Todo lo que la puede matar es lo que la hace crecer. Es una variedad que crece y desarrolla en el tiempo.

Es una Viura que al final se quedó con un 20% fermentada con pieles, prefermentó en tinos de madera, no tiene maloláctica y envejeció en barricas de 500 litros de roble francés nuevo y solo estuvo 8 meses. Queríamos que prevaleciera el varietal. Cuando las tinas que usamos hayan acogido más vinos igual lo envejecemos un poquito más, pero en este momento ocho meses nos parecía suficiente. Lo catamos a diario y así decidimos.

Lo bonito fue que en nariz conseguimos sensaciones de viuras más oxidativas con sensación de añadas más antiguas. Aromáticamente se observa la idea más cítrica y fina de la Viura.

Es el primer vino blanco de Campeador en toda su historia. Campeador va a incluir su gama más borgoñona y microvinificaciones, parcelas singulares con un concepto más vigneron. Tangencialmente diferentes a Martínez Lacuesta.

Es una Viura un poquito disruptiva, pero en el fondo es un vino clásico, como si dijéramos un vintage. Siempre muy floral y un tanto cítrico. Es uso de las pieles buscaba aportar un poquito de soporte un poquito de nervio. Se le ve un halo de frescura que puede indicar un buen envejecimiento pero vamos a ver si el vino en sí consigue homegeneidad.»